18.6 C
Ceuta

En riesgo la procesión de la Virgen del Carmen por los incumplimientos de la Ciudad

Fecha:

La comunidad devota de la Virgen del Carmen en la Almadraba de Ceuta se enfrenta a un desafío sin precedentes: la posible suspensión de su tradicional procesión anual, una de las celebraciones más emblemáticas de la ciudad. Esta situación surge a raíz de los retrasos y incumplimientos gubernamentales en la construcción de la nueva sede para la devoción. Una asamblea consultiva urgente ha sido convocada para decidir entre continuar la procesión bajo la incertidumbre o suspenderla en espera de una respuesta definitiva del Gobierno.

La comunidad devota de la Virgen del Carmen en la Almadraba de Ceuta enfrenta una situación sin precedentes. A tres meses de su celebración anual, la procesión de la Virgen del Carmen se ve amenazada por una serie de incumplimientos de la Ciudad. Esta problemática ha llevado a la convocatoria de una asamblea consultiva de urgencia, programada para este lunes 15 de abril de 2024, con el fin de discutir y decidir el futuro de esta tradición centenaria.

La festividad de la Virgen del Carmen es una de las tradiciones más arraigadas y veneradas en Ceuta. Esta celebración, que va más allá de lo religioso para convertirse en un evento de profunda importancia social y cultural, se ve ahora en riesgo. La comunidad devota, que cada año se congrega en torno a esta festividad, se encuentra inmersa en una situación de incertidumbre debido a los retos que enfrenta para mantener viva su devoción.

El principal problema radica en la necesidad de una nueva sede y custodia para la devoción de la Virgen en la barriada. Los fieles han mantenido numerosas reuniones con representantes de las administraciones públicas, buscando solucionar esta situación. Sin embargo, se han encontrado con un camino lleno de trámites burocráticos y procedimientos tediosos. La inminente finalización de las obras de la Parroquia de San José y el subsiguiente traslado desde la Santa Iglesia Catedral, ha añadido más presión a una comunidad ya agobiada por la incertidumbre.

Ante esta situación, la asamblea de fieles devotos ha propuesto dos opciones. La primera es continuar con la procesión, superando los desafíos actuales, aunque sin conocer aún los detalles logísticos como el punto de partida y la ruta. La segunda propuesta, más drástica, plantea suspender la procesión de este año si para el 1 de mayo de 2024 no se recibe una resolución favorable del Ministerio y no se publica la licitación para la construcción de la nueva iglesia. Esta última opción representaría un duro golpe para la comunidad, simbolizando una pérdida emocional y espiritual considerable.

La decisión tomada en la asamblea no solo definirá el curso de la festividad de este año, sino que también reflejará el estado actual de una tradición que ha sido pilar fundamental en la vida de muchos ceutíes. La comunidad, que siempre ha mostrado un gran respeto y dedicación hacia sus tradiciones, ahora se ve en la necesidad de adaptarse a circunstancias adversas, esperando que su fe y devoción sean correspondidas con acciones concretas por parte del Gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img

Lo más leido

Más artículos relacionados
Te interesa